Todo tiene su tiempo

Quisiéramos que las cosas aparecieran en el momento que las deseamos o las necesitamos. Pero inevitablemente tienen un proceso para darse.

Nuestra humanidad le teme al proceso, porque implica esperar; y como dice el dicho, 'la espera desespera'.

Nuestra humanidad, sabe que la vida es corta; es por eso, que busca apresurar las cosas. Pero todo tiene un tiempo para darse, como lo tiene el nacimiento de un niño, el arribo de un avión, una cita de trabajo, una respuesta, etc.

Lo único que no provoca ansiedad, son las sorpresas o lo inesperado. De ahí en adelante, todo lo que deseamos y esperamos tiene su tiempo para suceder; y no por desesperarnos llegará más luego. Esta frase la escuché en mi juventud en la ciudad de México mientras esperaba el transporte colectivo metro. Había un hombre con síntomas de impaciencia y desesperación que constantemente rebasaba la línea amarilla para observar si el tren se aproximaba. Ante esto, un policía le dice: “por más que se asome el tren no llegará antes”.

Pero, ¿por qué se requiere de un tiempo? Porque hay cosas que son pequeñas y no ocupan de mucho esfuerzo, y sus ajustes, adecuaciones y aprendizajes estarán en el mismo nivel. Pero cuando buscamos cosas grandes y extraordinarias; esas cosas que valen la pena y que no se hacen fácilmente, descubrimos que lo extraordinario no es un accidente, sino un proceso de preparación en el que se encausan nuestras emociones y se desarrollan nuestras habilidades y capacidades.

Todos esos ajustes, requieren de un tiempo y de mucho esfuerzo, paciencia y fe; porque el resultado es consecuencia del esfuerzo, y el esfuerzo, es consecuencia de nuestra actitud.

Un esfuerzo pobre, no genera ningún resultado, porque es carente de visión y de deseo de realización. Un esfuerzo bueno, da resultados pobres, porque se hace con miedo y vacilación. Un esfuerzo excelente, genera resultados buenos, porque hay deseo de realización, que nos mueve a esperar con paciencia los tiempos y los momentos.

Pero un esfuerzo extraordinario, genera resultados excelentes, porque es la consecuencia de un estado mental y visionario óptimo.

En conclusión, en la vida se necesita de esfuerzo, paciencia y fe para esperar los tiempos. El esfuerzo, la paciencia y la fe son las virtudes características de un luchador.

Los hombres y las mujeres que poseen estas virtudes, caen en las manos de la desesperación, y la desesperación nos lleva a perder el piso y el rumbo.

La paciencia, es el trabajo diario que se realiza para fortalecer el ánimo. Pero para obtener ese ánimo o paciencia se necesita pensar positivamente y rodearnos de personas con actitud óptima, y no permitir basura mental que nos pueda desmotivar.


Featured Posts
Recent Posts
Archive
Search By Tags
No hay tags aún.
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

Experiencia...

Proyecto de potencialización humana para profesionistas enfocados a la visualización, percepción y desarrollo del trabajo en equipo.

Empoderamiento de deportistas para el alto rendimiento y el desarrollo de habilidades emocionales para el máximo aprovechamiento de sus capacidades físicas.   

Proyecto para la integración familiar por medio de la restauración de la figura paterna. 

Proyecto de potencialización humana de policías, enfocado al rescate de conceptos, como: autoridad, servicio, carácter y responsa-bilidad social, que contrarresten los problemas de inseguridad, violencia, impunidad y corrupción.

Conferencias de impacto para empresas de Multinivel dentro del sistema Network Marketing.

Proyecto para el forjamiento de líderes del multinivel para enfrentar los retos del tercer milenio, donde no sólo se requiere de capacidad, sino de sensibilidad para atraer el éxito.

Proyecto de acercamiento entre padres e hijos.

Proyectos de transformación social para contrarrestar la inestabilidad generada por la reproducción desmedida de antivalores, buscando el rescate de la cultura de paz.

Proyectos de potencialización humana para futuros profesionistas (estudiantes) en las diferentes instituciones del país.

CONTACTO

© 

Abriendo caminos - Diego Torres
00:00 / 00:00