La importancia de los padres

La sociedad, enfrenta una crisis de conductas, que van desde la indiferencia, la desobediencia, la ilegalidad, el desenfreno, la violencia, la corrupción, la impunidad, la delincuencia, etc.

Los gobiernos, buscan contrarrestar estas conductas a través de la procuración de justicia y las fuerzas de reacción, además de apoyarse en los programas de los organismos de la sociedad civil.

A estas alturas del camino, sabemos que la educación, el deporte y la cultura son fundamentales para definir rumbos sólidos y modificar conductas delictivas, de ilegalidad y de insensibilidad humana.

Es de reconocerse el trabajo que realizan los organismos de la sociedad civil para recuperar las bases de valores, que como sociedad requerimos para la estabilidad, la armonía, la paz y el progreso de nuestro país.

En la lucha por recuperar lo perdido, hemos responsabilizado a gobernantes, organismos y sociedad sobre esta necesidad de cambio, pero hay una responsabilidad máxima que debemos y necesitamos puntualizar: la responsabilidad e importancia de los padres. Nuestro problema, es que para pilotar un avión requerimos de una capacidad comprobada para recibir la licencia; pero para ser padres, no existe una verdadera responsabilización, lo que ocasiona la crisis que estamos padeciendo; cualquiera puede engendrar un ser, por el sólo hecho de aportar un espermatozoide.

Los padres recibimos a nuestros hijos como un libro en blanco, el cual debe ser llenado con nuestro trabajo, educación, valores y disciplina, además de controlar los efectos de los contextos sociales y los patrones de vida.

La crisis conductual, se centra en la existencia o no de verdaderos padres en la sociedad.

En español, tenemos una sola palabra para referirnos a los “Padres”; pero en la etimología griega, existen más palabras que su traducción al español es ‘padre’, pero su significado es muy específico.

La palabra ‘Goneus’, se traduce como padre, pero se refiere a la parte instintiva, la que concibe.

Estos tipos de padres son los que aportan el espermatozoide de manera natural, pero carecen de conciencia, valores y principios de vida. Son los que maltratan a sus hijos y no los educan.

Otra palabra es ‘Oikodespotes’, que también se traduce como padre, pero significa Oiko = casa, despotes = señor. Hace referencia al ‘señor de la casa’, al que tiene la capacidad de mantener a sus hijos pero corre el riesgo de crear Juniors inconscientes, porque no han sido enseñados a valorar y respetar.

La tercera palabra es ‘Pater’, y habla de esos padres sensibles, humanos y espirituales, que nutren a su familia, la educan, la guían, la corrigen, y que fungen como líder y sacerdote de ella.

En conclusión, podemos hacer la siguiente pregunta: ¿Dónde están los Paters en la sociedad actual?


Featured Posts
Recent Posts