El respeto a la autoridad

El respeto a la autoridad, es cuestión de cultura; y esta cultura, debe iniciar con aquellos que se encuentran en eminencia, que tienen la responsabilidad de establecer el orden, para respetar y hacer respetar la ley. Pero, ¿qué es cultura? Es de donde surge o nace el respeto a las autoridades, al orden social, familiar, empresarial, institucional, organizacional. Es la que hace posible la legalidad en un país, así como la armonía y el equilibrio para detonar acciones civilizadas o cuerdas tanto en la vida pública, como en las áreas productivas y políticas.

Es la cultura, la que da vida a experiencias que en el presente muchos consideran utópicas, porque nos referimos al respeto, la legalidad, el orden en las calles, el cuidado de las plantas, los animales, la recolección de basura, el cuidado del agua, formación familiar de calidad, vialidad, profesionalismo, servidores públicos humanamente sensibles, tolerancia y sobretodo civilidad. La razón de esta utopía, es porque la realidad en la que vivimos ha convencido a muchos que lo anterior es imposible, debido a la inconciencia social en la que nos encontramos, donde el respeto a las leyes ha dejado de ser prioridad.

Lo grave, es que nos estamos acostumbrando a esto, poniendo en riesgo la condición psicológica, emocional, espiritual y física de las familias, iniciando por los más vulnerables: los niños y las mujeres. Tristemente, vemos que es normal delinquir y estamos cayendo en el error de justificar el robo cuando es para llevar de comer a la familia, a tal grado, que la violencia y la ilegalidad se hacen común, deteriorando las bases sociales; porque el delincuente ahora puede negociar, para entrar y salir de los reclusorios sin que haya rehabilitación, cerrando el círculo de la inconciencia por parte de autoridades que aceptan sobornos, olvidando que con ello se acelera la crisis social, dando vida a la impunidad que mueve la balanza para que lo malo domine sobre lo bueno, haciendo que la gente pierda el interés por la justicia y por las autoridades mismas.

La sociedad, ya no cree en practicar las leyes, sino en conseguir las cosas en la manera que lo propone la falta de cultura, a través del soborno, y más aún cuando miran que es más aplaudido el malo que el bueno.

La sociedad saca sus cuentas, porque ve posicionada a gente que ha sido señalada como delincuente o con acciones que afectaron a la sociedad, pero se encuentran encumbrados en algún lugar, reconocidos y aplaudidos.

La sociedad, se está llenando de estas historias, donde participan personas que llegan a puestos u organizaciones exhibiendo su falta de cultura.

La misma FIFA nos muestra lo que hemos perdido, con los escándalos de corrupción que han salido a la luz, y que tienen que ver con la falta de cultura.

Pero, ¿qué es cultura? Cultura, son normas, principios y modelos de vida enfocados a modular la conducta del ser humano. Es ella, la que hace que exista el orden, la legalidad y la civilidad. Pero esta cultura tiene que empezar entre los que están en eminencia, por aquellos que tienen la responsabilidad de cumplir y hacer cumplir las leyes.


Featured Posts
Recent Posts